Saltar al contenido (pulsar Return)

I+D+i en Dinámica Fluvial e Ingeniería Hidrológica

Actualmente la demanda de I+D+i en Dinámica Fluvial y en Ingeniería Hidrológica no se orienta mayoritariamente al proyecto y la construcción de nuevas infraestructuras hidráulicas como sucedía en el pasado inmediato, sino hacia la correcta explotación y mantenimento de las infraestructuras ya existentes. Por otro lado, está cada vez més vinculada a la preservación/recuperación del medio natural hídrico.

 

Tradicionalmente la I+D+i en Dinámica Fluvial y en Ingeniería Hidrológica ha contemplado dos actividades poco conectadas: la modelación física y la modelación numérica. En el pasado reciente parecía que los avances en la modelación numérica supondrían un retroceso en el uso de la modelación física como ha ocurrido en otros campos de la ingeniería. Pero no ha sido así en la Ingeniería Hidráulica sino al contrario, la modelación física ha tenido un notable impulso a causa de:

 

  • Los avances en la instrumentación de laboratorio utilizada para la medida de los fenómenos hidráulicos. Estos avances permiten una precisión y un detalle en el estudio que están fuera del alcance de los modelos numéricos actualmente disponibles.
  • La posibilidad de utilizar conjuntamente los modelos físicos y numéricos (modelación híbrida) para el estudio de un determinado problema: análisis numérico que abarca la totalidad del ámbito espacial objeto de  estudio (por ejemplo un tramo largo de río) y estudio detallado en modelo físico de los fenómenos hidráulicos en un entorno limitado (por ejemplo, dinámica sedimentaria en un meandro). De este modo se aprovechan las ventajas de ambas técnicas: menor coste económico y de tiempo en la modelación numérica y mayor precisión en la física.
  • La necesidad de calibrar y validar los modelos numéricos. Para ello és de gran interés la información experimental obtenida en el laboratorio y en el campo.

 

 

Los importantes avances de la instrumentación de medida en campo permiten obtener de manera continuada, fiable y relativamente económica, información de las variables hidrodinámicas, limnológicas y morfológicas. Podemos decir que, de algún modo, el campo tiende a sustituir al laboratorio en determinados estudios de Dinámica Fluvial.